¿El tabaco calentado ayuda a dejar de fumar y es seguro?

Fumar tabaco calentado sin llegar a quemarlo probablemente expone a las personas a menos toxinas que los cigarrillos, pero posiblemente a más toxinas que cuando no se consume ningún tipo de tabaco. Esta es la principal conclusión de una nueva revisión Cochrane recientemente publicada. La revisión señala también que la caída de las ventas de cigarrillos parece haberse acelerado tras el lanzamiento del tabaco calentado en Japón, pero no se sabe si esto se debe a que las personas han cambiado los cigarrillos por el tabaco calentado o a otras razones. Asimismo, destaca que se necesitan más estudios de investigación financiados de forma independiente sobre si el tabaco calentado ayuda a las personas a dejar de fumar, si provoca efectos no deseados, así como el efecto del aumento del consumo de tabaco calentado sobre las tasas de tabaquismo.

A continuación se detallan en lenguaje sencillo otros aspectos de la revisión:

¿Qué son los productos de tabaco calentado o por calentamiento?

Los productos de tabaco por calentamiento están diseñados para calentar el tabaco a una temperatura lo suficientemente alta como para liberar vapor, sin quemarlo ni producir humo. Se diferencian de los cigarrillos electrónicos en que calientan hoja de tabaco en lugar de un líquido. Muchas de las sustancias químicas perjudiciales del humo de los cigarrillos se crean al quemar el tabaco. Así que calentar el tabaco sin quemarlo podría reducir la cantidad de sustancias químicas que ingiere el consumidor. Algunas personas afirman haber dejado de fumar cigarrillos por completo al pasar a utilizar tabaco por calentamiento.

¿Por qué se ha elaborado esta revisión Cochrane?

Dado que el consumo de cigarrillos es adictivo, a muchas personas les resulta difícil dejarlo a pesar de los daños que causa. El objetivo de esta revisión fue averiguar si el intento de cambiar al tabaco calentado ayuda a las personas a dejar de fumar cigarrillos, y si provoca efectos no deseados. También se quería averiguar si el aumento del consumo de tabaco por calentamiento ha afectado a los índices de tabaquismo o las ventas de cigarrillos.

¿Qué se hizo?

Se buscaron estudios que informaran sobre el uso del tabaco por calentamiento para dejar de fumar, así como sobre los efectos no deseados y la exposición a las toxinas en las personas a las que se les pidió que usaran este producto. En esta revisión sólo se incluyeron los ensayos controlados aleatorizados, en los que los tratamientos se administraron a las personas de forma aleatoria. Este tipo de estudio se considera la forma más fiable de determinar si un tratamiento funciona. Por último, se buscaron estudios que analizaran los cambios en las tasas de tabaquismo y las ventas de cigarrillos tras el lanzamiento del tabaco por calentamiento al mercado. Se incluyeron estudios publicados hasta enero de 2021.

Datos encontrados

Se encontraron 13 estudios relevantes. Ningún estudio informó acerca de si el tabaco calentado ayuda a las personas a dejar de fumar cigarrillos. Once ensayos, todos ellos financiados por empresas tabacaleras y con 2666 fumadores adultos, compararon los efectos no deseados y los niveles de toxinas en personas asignadas al azar a utilizar tabaco por calentamiento o a seguir fumando cigarrillos o a abstenerse de consumir tabaco.

Dos estudios analizaron cómo cambiaron las tendencias de las ventas de cigarrillos tras el lanzamiento del tabaco por calentamiento en Japón.

¿Cuáles son los resultados de la revisión?

  • No se sabe si el uso de tabaco por calentamiento ayuda a las personas a dejar de fumar cigarrillos (ningún estudio lo ha medido).
  • No se sabe si las probabilidades de presentar síntomas no deseados por el hecho de que se les pida que usen tabaco calentado son diferentes en comparación con el consumo de cigarrillos (seis estudios, 1713 participantes) o ningún tabaco (dos estudios, 237 participantes). Los síntomas graves no deseados en el corto período de tiempo estudiado (un promedio de 13 semanas) fueron escasos en todos los grupos, lo que hace que las diferencias no estén claras. Los niveles de toxinas fueron probablemente más bajos en las personas que usaban tabaco por calentamiento que en las que fumaban cigarrillos (diez estudios, 1959 participantes), pero podrían ser más altos que los de las personas que no consumían ningún producto del tabaco (cinco estudios, 382 participantes).
  • El lanzamiento de productos de tabaco por calentamiento en Japón podría haber provocado que el descenso de las ventas de cigarrillos se acelere con el tiempo (dos estudios), pero no está claro si el descenso del porcentaje de personas que fuman también se aceleró porque ningún estudio lo analizó.

¿Qué fiabilidad tienen los resultados?

Los resultados se basan en los datos de un escaso número de estudios, la mayoría de los cuales fueron financiados por empresas tabacaleras.

Es probable que los resultados acerca de los efectos no deseados cambien cuando haya más evidencia disponible. Sin embargo, se tiene una seguridad moderada de que las concentraciones de las toxinas medidas son más bajas en las personas que consumen tabaco calentado que en las que fuman cigarrillos, pero menos seguridad en que dichas concentraciones sean más altas que en las personas que no consumen ningún tipo de tabaco. También existen más dudas con respecto a que la salida al mercado del tabaco por calentamiento haya acelerado la caída de las ventas de cigarrillos, ya que los resultados proceden de un solo país.

Referencia

Tattan-Birch H, Hartmann-Boyce J, Kock L, Simonavicius E, Brose L, Jackson S, Shahab L, Brown J. Heated tobacco products for smoking cessation and reducing smoking prevalence. Cochrane Database of Systematic Reviews 2022, Issue 1. Art. No.: CD013790. DOI: 10.1002/14651858.CD013790.pub2

11.01.2022