Intervenciones para mejorar la resiliencia de los trabajadores sanitarios

La labor de los profesionales de la salud (enfermeros, médicos, psicólogos, trabajadores sociales) puede ser muy estresante. A menudo asumen mucha responsabilidad y trabajan bajo presión. Estas condiciones pueden afectar negativamente a su salud física y mental, pero existen una serie de intervenciones, conocidas como intervenciones de resiliencia, que los protegen y ayudan.

Un revisión Cochrane publicada el 5 de julio buscaba responder a la pregunta de si estas intervenciones funcionan realmente, una pregunta especialmente relevante en el contexto de la pandemia actual. La revisión incluye 44 estudios que evaluaron una amplia variedad de este tipo de intervenciones.

Los autores de la revisión encontraron evidencia de certeza muy baja de que estas intervenciones puedan mejorar la resiliencia de los trabajadores de la salud, y puedan disminuir los síntomas de la depresión y el estrés inmediatamente después del tratamiento. Las intervenciones de resiliencia tampoco parecen reducir los síntomas de la ansiedad y mejorar el bienestar. Por otro lado, muy pocos estudios informaron del impacto de estas intervencione a largo plazo.

Los estudios utilizaron un distintos criterios de valoración y diseños diferentes, lo que dificulta sacar conclusiones de los resultados. La evidencia recogida en esta revisión es limitada y muy incierta, es decir, no hay mucha seguridad de que las intervenciones de resiliencia sirvan realmente para mejorar la resiliencia de los trabajadores de la salud.

Puede leer la revisión completa aquí.