Retraso en la recuperación del estado de salud habitual en pacientes ambulatorios con covid-19

Estudios COVID-19 

29 julio 2020 | Centro Cochrane Iberoamericano


Mensajes clave

  • En pacientes ambulatorios la covid-19 puede provocar una enfermedad prolongada, con síntomas persistentes, incluso en personas jóvenes con o sin pocas comorbilidades asociadas.
  • En este estudio, 35% de los pacientes ambulatorios con covid-19 no habían recuperado su estado de salud habitual 2-3 semanas después de la realización de la prueba diagnóstica. 
  • La edad avanzada y la presencia de múltiples comorbilidades se asocia con una enfermedad más prolongada. 

Contexto

Diversos estudios han descrito una duración prolongada de los síntomas en pacientes adultos con covid-19 grave que precisan hospitalización. Se han realizado pocos estudios sobre el curso clínico de la covid-19 en pacientes ambulatorios. Este estudio realizado por Tenforde et al. [1] informa de la posible duración de los síntomas y de los factores de riesgo asociados a un retraso en la recuperación del estado de salud habitual en pacientes ambulatorios con covid-19.

Metodologia

Entre abril y junio de 2020 se realizó una encuesta telefónica a una muestra de pacientes adultos ambulatorios (atendidos en centros de atención primaria o en servicios de urgencias hospitalarios, pero que no habían precisado ingreso) diagnosticados de covid-19 a través de una prueba de RT-PCR de SARS-CoV-2 y que presentaban síntomas al momento de la realización de la prueba. Catorce sistemas de salud de 13 estados de EE UU facilitaron un listado de los pacientes que tenían un resultado positivo para la prueba obtenida entre el 31 de marzo y el 4 de junio de 2020. A los 14-21 días de la realización de la prueba, los investigadores contactaron telefónicamente con una muestra aleatoria de pacientes. Se preguntó sobre las comorbilidades médicas basales, síntomas presentes al momento de la prueba, si esos síntomas se habían resuelto en la fecha de la entrevista y si habían recuperado su estado de salud habitual al momento de la entrevista. Se realizó un análisis descriptivo y se utilizaron modelos de regresión ajustados por los potenciales factores de confusión para evaluar la posible asociación entre las características basales y la recuperación del estado de salud habitual.

Información de interés

Se completaron 325 (56%) encuestas de un total de 582 intentos de llamadas telefónicas. Se excluyeron 33 encuestas. De las 292 restantes, 274 (94%) participantes informaron presentar uno o más síntomas al momento de la realización de la prueba y fueron estos los incluidos en el análisis. La edad media fue de 42,5 años (IQR 31 – 54), el 52% eran mujeres. De los datos disponibles, 53% informaron presentar uno o más enfermedades crónicas de base. La mediana entre la prueba y la entrevista fue de 16 días (IQR 14 – 19 días). 

De los 270 participantes con datos disponibles en relación con la recuperación del estado de salud habitual, 175 (65%) informaron de haber recuperado su salud en una mediana de siete días (IQR 5-12) desde el momento de la prueba. Por otro lado, 95 (35%) personas informaron no haber recuperado su estado de salud habitual al momento de la entrevista y este porcentaje variaba en función de los grupos de edad: 26% de personas para el grupo de 18-34 años, 32% entre los 35-49 años y 47% para el grupo de 50 o más años (p=0.010). El porcentaje de personas que no recuperaron su estado de salud habitual al momento de la entrevista también varió en función de las comorbilidades asociadas: 57% en aquellas con tres o más comorbilidades, 46% en personas con dos comorbilidades y 28% en personas con una o ninguna comorbilidad (p=0.003). Después de ajustar por otros factores, se observó que el tener 50 o más años en comparación con el grupo de 18-34 años, y tener tres o más comorbilidades en comparación a tener una o ninguna presentaban una asociación significativa con no recuperar el estado de salud habitual al momento de la entrevista (ORa 2,29 [IC del 95% 1,14 – 4,58] y ORa 2,29 [IC del 95% 1,07 – 4,90], respectivamente). 

La mediana de duración en la resolución de síntomas en aquellos pacientes que presentaba síntomas al momento de la prueba, pero no al momento de la encuesta fue de 4 a 8 días desde la realización de la prueba, con los intervalos más largos para la pérdida del olfato (mediana 8 días; IQR  5 – 10) y la pérdida del gusto (mediana 8 días; IQR 4 – 10). Entre los participantes que informaron haber recuperado su estado de salud habitual, el 34% (59 de 175) todavía reportó uno o más de los 17 síntomas relacionados con covid-19 consultados en el momento de la entrevista. Entre los síntomas más frecuentes que las personas manifestaron continuar presentando al momento de la entrevista fueron tos (43%), astenia (35%) y disnea (29%).

Estos hallazgos sugieren que la covid-19 puede provocar enfermedades prolongadas, incluso entre adultos jóvenes sin comorbilidades asociadas. 

Referencias 

[1] Tenforde MW, Kim SS, Lindsell CJ, et al. Symptom Duration and Risk Factors for Delayed Return to Usual Health Among Outpatients with COVID-19 in a Multistate Health Care Systems Network — United States, March–June 2020. MMWR Morb Mortal Wkly Rep. ePub: 24 July 2020. DOI: 10.15585/mmwr.mm6930e1